Reductoras de aluminio operan a 22% de su capacidad

sidor
El 2013 ha sido un año de números negativos para la industria nacional de metales, concentrada en el estado Bolívar. Este año, las cifras son más grises pues sólo están en servicio 284 celdas de un parque total de 1.301 celdas productoras de aluminio primario en las reductoras estatales Alcasa y Venalum.

Carlos González labora en la industria pionera del sector aluminio CVG Alcasa y asegura que el desconcierto y la incertidumbre han crecido en los trabajadores del sector, rentable y en crecimiento en otras partes del mundo, pero con pérdidas año a año en las industrias locales que impiden cubrir, incluso, pagos laborales esenciales cuya cancelación depende del subsidio gubernamental.

CVG Alcasa opera con 63 celdas de un parque de 396 celdas en total, es decir, a un 16% de su capacidad instalada, diez puntos porcentuales por debajo del 2013. Los costos de producción de una tonelada de aluminio en Alcasa se quintuplicaron entre 2009 y 2013. El año pasado la reductora no exportó aluminio, considerando la caída de la producción a 44 mil toneladas de una capacidad instalada de 170 mil toneladas del metal.

Este año en el que el presidente de la industria, Ángel Marcano, aspiraba el relanzamiento de la empresa con la incorporación masiva de celdas, los resultados productivos también son desalentadores, pues proyectan mayor retroceso en la obtención de aluminio, pese a que Alcasa es la única que en los últimos años recibió inyección de capital de $ 403 millones, provenientes del Fondo de Gran Volumen y Largo Plazo China-Venezuela y administrados a través del Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes).

Marcano ha insistido en que la baja producción es el resultado del desmantelamiento de las empresas en los últimos 25 años, 15 de los cuales las empresas han estado bajo el mando del Gobierno de Hugo Chávez y, ahora, Nicolás Maduro, y bajo los ensayos de la cogestión y el control obrero.

La apuesta de reflote se alarga ahora a finales del 2015, cuando prevén concluir la adecuación tecnológica y la incorporación de las celdas que salieron de funcionamiento en 2009 con el racionamiento eléctrico.

“Íbamos a iniciar el proceso de incorporación de celdas en marzo, tuvimos que pararlo porque teníamos algunas deficiencias. Reajustamos el plan y a final de año vamos a tener un número bastante positivo”, dijo hace una semana Marcano, en alusión a las 100 celdas que aspiran tener conectadas a finales de este año.

El secretario general de Sintralcasa, Henry Arias, aseguró que la empresa no logrará la meta de 100 celdas al cierre del año, debido, entre otros factores, al déficit de insumos.

Entretanto, la Planta Extrusora para la fabricación de perfiles de aluminio con tecnología italiana, construida en donde funcionaban las líneas I y II desmanteladas en el 2009, opera a un 25% de su capacidad, de acuerdo con el delegado de Higiene y Seguridad Laboral, Dennys Sucre. La planta de pintura electrostática tiene más de un año inoperativa, dijo.

Venalum en declive

En CVG Venalum, las metas tampoco han sido logradas. Hasta el 14 de septiembre de este año, la empresa produjo 80 mil 322 toneladas de aluminio primario, apenas 64% del plan para ese periodo, de acuerdo con el informe operativo de la Gerencia General de Planta.

La estatal que fue considerada desde 1978 como la mayor planta reductora de aluminio primario en Latinoamérica, operaba a mediados de septiembre a un cuarto de su capacidad instalada con 228 celdas en servicio de un parque de 905 en total.

El supervisor de celdas, Rommy Bompart, aseguró que esta semana el número de celdas conectadas bajó a 221. Entre las causas que explican la baja producción está el desfase en el inicio del Proyecto de Modernización e Incremento de la productividad de CVG Venalum, el déficit de materias primas, insumos, equipos y repuestos, fallas en grúas y equipos móviles, ausentismo del personal por falla de transporte, entre otras.

La ejecución del contrato suscrito con la china Chalieco por $ 498 millones es la tabla de salvación de la industria. Está previsto que las obras inicien este 2014 y se prolonguen por tres años.

Vía El Universal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s