Ensambladoras plantean al Ejecutivo cobro de la deuda

iveco
En la industria automotriz esperan que el Ejecutivo nacional apruebe un cronograma de pago para la deuda que acumulan las empresas con sus proveedores en el exterior.

En los últimos días el ministro de Economía y Finanzas, Rodolfo Marco Torres, se reunió con directivos de las ensambladoras y de algunos fabricantes de autopartes. En los encuentros los voceros de las compañías han presentado propuestas para el pago de la deuda, principal obstáculo que impide reactivar al sector.

“Cada empresa ha entregado sus planteamientos y el ministro los va a estudiar”, explicó José Luis Hernández, presidente de la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores (Favenpa).

El directivo detalló que cada empresa ha planteado una posible salida a la deuda que mantienen con sus casas matrices. “Ha sido individual, con cada empresa y el ministro lo va a estudiar”, insistió.

Una fuente ligada a una de las ensambladoras confirmó que han presentado un plan para poder honrar los compromisos con la casa matriz e intentar reanudar la importación del material de ensamblaje. Aunque no dio detalles sobre el planteamiento que formularon al Ejecutivo nacional, recordó que desde comienzos de año han presentado opciones, pero ninguna fue aceptada.

“Hemos venido presentando propuestas desde principios de año”, indicó la fuente.

De acuerdo a estimaciones que hacen en la industria automotriz, la deuda de las siete ensambladoras privadas con sus casas matrices es de 1,9 millardos de dólares.

Ese impago ha impedido a las empresas reponer normalmente los inventarios de material de ensamblaje hasta el punto de que en 2014 todas las ensambladoras han enfrentado paralizaciones forzosas o han bajado al mínimo sus ritmos de trabajo.

Según la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez), entre enero y julio de este año apenas se han ensamblado 7.037 carros, 83,95% menos que en el mismo período del año pasado.

Hasta las reuniones realizadas con Marco Torres, el Ejecutivo nacional sólo ofreció a las ensambladoras participar en dos subastas del Sistema Complementario de Administración de Divisas (Sicad 1) para importar material de ensamblaje y evitar que las paralizaciones fueran más severas.

“El esquema de las subastas ha sido mientras se busca solución a la deuda”, apuntó el presidente de Favenpa.

Según Hernández, las estimaciones más optimistas para este año apuntarían a un ensamblaje de 30 mil unidades, cifra que sería inferior a la producción que tuvo la industria en 2003, año del paro petrolero.

La vista en 2015

El presidente de Favenpa también indicó que en las reuniones con el Ejecutivo nacional se ha planteado la posibilidad de “reactivar” a la industria y se ha trazado como meta un ensamblaje de 120 mil carros para el próximo año. “La idea y lo que se ha planteado es llegar a las 120 mil unidades”, dijo.

El directivo de la ensambladora considera que ese objetivo es posible, siempre y cuando el pago de la deuda se materialice en los próximos meses. “Si no hay pago de la deuda no se puede embarcar material, a través del Sicad se ha hecho porque ese esquema es de pago a la vista”, precisó.

Vía El Universal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s