Conflictos laborales afectan 35% de la productividad

conflicto_laboral    Los problemas laborales se han convertido en los últimos años en un dolor de cabeza para las empresas del país, que han visto disminuida su oferta de bienes y servicios.

Según cálculos de Fedecámaras, alrededor de 35% de la productividad del país está siendo afectada por los conflictos de trabajadores, sin contar con otros factores que también perturban el panorama, como la falta de materia prima y una reducción de empresas.

Jorge Roig, presidente de Fedecámaras, indicó que hay industrias que están prácticamente paralizadas. Detalló que el sector químico está trabajando a 20% de su capacidad instalada, el sector metalmecánico alcanza 40%, mientras que los sectores de plástico y alimentos se ubican en 50% y 60%, respectivamente.

“Es la tormenta perfecta. Tenemos los tres problemas a la vez. No hay empresas suficientes, no hay materias primas y además el problema laboral”, lamentó.

Roig advirtió que la población termina siendo la principal afectada porque no consigue los productos. Según la cúpula empresarial, la escasez de bienes supera el 47%.

El portavoz de los empresarios resaltó la importancia de que se reconstruya la cadena de suministros para minimizar los problemas de desabastecimiento a mediano plazo. “Tendríamos que empezar a hacer las cosas muy bien ahora, con mucho tiempo, con grandes esfuerzos, grandes sacrificios, para que el tercer trimestre y cuarto trimestre veamos algunas mejorías”, agregó.

Aunado a esto, Roig abogó por la construcción de un clima político que permita tomar otras medidas para superar la crisis económica.

Diálogo social 

Para Fedecámaras, impulsar el diálogo social tripartito contribuiría a ese ambiente que se requiere para comprender los ajustes económicos. “Lamentablemente Venezuela va a tener que asumir una medicina muy amarga”, advirtió Roig.

En tal sentido, deseó que el Gobierno entienda la importancia de las sugerencias que realizó la Misión de Alto Nivel Tripartito de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y, que fueron ratificadas por el Consejo de Administración del organismo, sobre la instalación de un diálogo social.

Señaló que si bien las recomendaciones de la OIT no son vinculantes, sería de gran interés que sean asumidas por el Gobierno, pues no puede haber un acuerdo económico si no hay un diálogo político que incluya a todos los sectores.

“No cumplir con las recomendaciones no acarrea sanciones, pero sería muy mala señal internacional que se decida no seguirlas”.

Precisó que el 27 de mayo se realizará en la OIT una evaluación del cumplimiento de las sugerencias.

El presidente de Fedecámaras lamentó que el tema en que menos se ha avanzado en las conversaciones con el Ejecutivo tiene que ver justamente con el área laboral. Insistió en la necesidad de que se revise el decreto de inamovilidad laboral vigente en el país desde 2002 o que se agilicen las calificaciones de despido en las Inspectorías del Trabajo.

También planteó que se flexibilicen los dos días de descanso que establece la Ley del Trabajo, pues para algunas empresas no es viable que se otorguen de forma continua.

Vía El Universal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s